JESÚS MANZANO

LA INNOVACIÓN. CLAVE PARA LA GESTIÓN SUPEREFICIENTE.

Las empresas que mantienen posiciones importantes en el mercado y sobreviven en unos tiempos donde los cambios del entorno son permanentes y muy significativos son aquellas en las que la mentalidad innovadora ha impregnado hasta el último rincón de las mismas.

El concepto Innovación es entendido habitualmente de forma equivocada por la mayoría de los empresarios, trabajadores y responsables de instituciones públicas, que lo limitan a lo relacionado con “tecnología e informática” olvidando aspectos trascendentales como los modelos de negocio, el marketing o la gestión de los recursos humanos, entre otros.

La Innovación no es una acción puntual para la mejora, ni siquiera es la repetición organizada y planificada de acciones para conseguir unos resultados. Es una forma de entender la empresa, la sociedad y hasta a uno mismo situado en un entorno inmediato cercano y lejano que afecta de forma sustancial a todas las decisiones y actuaciones que llevamos a cabo.

En tiempos de una extrema competitividad ocasionada por el desarrollo socioeconómico y la globalización, solamente tienen futuro las empresas muy eficientes que mantienen niveles de excelencia por encima de sus competidores de forma permanente adaptándose a los cambios que no pueden prever y sobre todo anticipando y provocando situaciones que les pueden afectar.

El concepto “Supereficiencia” no es nuevo, pero en la actualidad tiene más sentido que nunca, pues la innovación permanente como estrategia para la búsqueda de la mejora continua  es la “única opción”.

Existen muchas herramientas de gestión para los directivos y empresarios que les pueden ayudar a conseguir implantar en la empresa un proceso permanente de mejora continua impregnando toda la organización de mentalidad innovadora. La primera, la más accesible y barata es su propio cerebro.

El aprovechamiento y desarrollo de capacidades y actitudes de todas las personas implicadas en cualquier proyecto son fundamentales para conseguir magníficos resultados.

La identificación de la realidad, el enfoque permanente en los resultados pretendidos, el establecimiento de prioridades, la toma de decisiones y la optimización de recursos, son imprescindibles y todos tenemos carencias en esos temas que tenemos que solucionar y trabajar en la capacitación permanente para conseguir altos niveles de éxito.

El desarrollo de las tecnologías de la información y la comunicación, la nanotecnología, el desarrollo de autómatas son el producto de mentes inquietas, de personas innovadoras que quieren mejorar el mundo que les rodea, el “aparato o programa” es lo de menos, lo importante es la actitud para desarrollarlos.

La visión, la pasión y la acción son lo único que hace falta para conseguir cualquier cosa.

Nuestra sociedad necesita más que nunca innovadores idealistas que quieran una empresa mejor, una sociedad mejor y un mundo mejor.

La innovación no está en las manos, está en la mente.

Innovar no es hacer,  “Innovar es ser”.

Jesús Manzano, marzo de 2015.

Inscríbete al seminario “CLAVES DE LA GESTIÓN SUPER EFICIENTE” del martes 31 de marzo aquí.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *