JAVIER GAZQUEZ

25 CONSEJOS QUE TU COMPETENCIA NO QUIERE QUE CONOZCAS

Es cierto que cada negocio conforma un mundo independiente con características propias y necesidades específicas, sin embargo, existen ciertos elementos que se repiten en todas las empresas de éxito. Si eres emprendedor querrás saber cuáles son estos puntos en común para aplicarlos a tu propio negocio y estar así más cerca de alcanzar el éxito empresarial.

1. En primer lugar, y sin olvidarse de disfrutar con el trabajo  emprendido, la seriedad se convierte en un elemento imprescindible. Tomar en serio el negocio y buscar la máxima efectividad en cada nuevo reto será fundamental para sacar la empresa adelante.

2. Como ya se ha mencionado, es importante disfrutar. Saber apreciar, valorar y divertirse con el trabajo que se realiza puede ser la base para encontrar la máxima motivación cada día.

3. Trabajar siempre sobre un proyecto. Planificando cada acción de antemano podrás construir hábitos y asegurarte de que cumples cada objetivo marcado siguiendo el criterio más adecuado y jerarquizando las prioridades.

4. Íntimamente ligado al consejo anterior, la planificación también implica una correcta administración del dinero. Invertir con criterio es tan importante como ahorrar.

5. Busca las ventas siempre. El marketing se ha convertido en un valor imprescindible y debe estar bien enfocado para que el reclamo de ventas sea efectivo. Una vez más, un proyecto previo y una planificación correcta hacia los objetivos marcados será el mejor camino a seguir.

6. En un sentido muy similar al mencionado en el punto anterior, la auto promoción no debe olvidarse debido a su alta capacidad para dar a conocer el negocio al gran público y hacerlo visible de cara a los potenciales usuarios.

7. El cliente siempre tiene la razón. Esta máxima conocida por todos no pierde su valor con el paso de los años. Los clientes son la base sobre la que se eleva cualquier negocio y, por esta razón, los consumidores deben estar en el foco principal de todas las estrategias. Conocer los gustos y necesidades del público objetivo e intentar satisfacerlas será un claro camino hacia el éxito.

8. Si el cliente es el foco, satisfacerlo debe ser el objetivo. Así, conocer al cliente se hace imprescindible para poder ofrecerle lo mejor y enfocar el servicio o el producto a las necesidades de los mismos. La atención personalizada, la respuesta eficiente a las cuestiones de los usuarios y la cercanía con los clientes permiten un conocimiento más profundo de los mismos y labrar una confianza mayor.

9. La positividad por encima de todo. Este aspecto no solo afecta a la actitud con la que se enfrenta el trabajo diario, también es importante dar una imagen positiva de la empresa en la cual se deje ver la profesionalidad, la calidad del servicio, el interés por el cliente, la creatividad y la intención de aportar siempre un valor añadido.

10. Aprovechar siempre las nuevas tecnologías. Estar abierto a la innovación tecnológica y no tener medo de integrarlas en el negocio es siempre un valor que permite avanzar a la empresa con un enfoque de futuro. Estudia las opciones que te ofrecen los avances tecnológicos e integra los elementos que te ayuden a hacer el trabajo más eficiente.

11. La importancia de un buen equipo no se puede dejar de lado. La confianza, el trabajo grupal y el reparto eficiente de tareas son algunas de las claves que hacen que un equipo funcione a la perfección.

12. Marca la diferencia respecto de los competidores. Encuentra el valor añadido de tu empresa y destácalo para dar a entender eso que solo tú eres capaz de ofrecer. Desde el precio más bajo a la más amplia garantía o el mejor trato al cliente, cualquier elemento que te diferencie de la competencia merece ser conocido.

13. Da siempre a a conocer tu profesionalidad y experiencia. Ofrecer la mejor asistencia al cliente ayuda a generar confianza y ser un experto en el sector es clave para que los clientes recurran a ti.

14. Nunca te olvides de invertir en conocimiento y formación. Este consejo está ligado al anterior ya que vender experiencia no es suficiente, hay que tenerla. Así, leer, formarse, aprender y mantenerse al día de las novedades del sector ampliando los conocimientos y adquiriendo otros nuevos te ayudará a formarte como experto y generará confianza en el cliente.

15. Aprende a negociar. La formación debe abarcar este campo ya que, en un mundo competitivo, se beneficiará más quien tenga mayor capacidad de hacer tratos favorables.

16. Accesibilidad, funcionalidad y eficiencia son elementos que no deben faltar en tu negocio ya que, actualmente, se trata de características muy valoradas por los clientes.

17. La reputación es una inversión en éxito futuro. Comenzar a trabajar una imagen limpia y profesional desde el inicio es la mejor forma de labrar un futuro con una base solida y ganar la fidelidad de los clientes.
18. No solo debes vender tus productos, también los beneficios asociados. Así, las estrategias de marketing y publicidad serán las herramientas para dar a conocer las grandes ventajas que se derivan de tus productos.

19. No te quedes aislado. Procura involucrarte en la comunidad asociada a tu sector para beneficiarte del apoyo grupal y la fuerza del conjunto.

20. Procura llamar la atención de los compradores de forma eficiente mediante estrategias activas de promoción.

21. Asegúrate de que tu espacio personal de trabajo se adapta a ti y a tus necesidades. La comodidad y el confort son importantes a la hora de desempeñar un trabajo diario y afrontarlo con ánimo.

22. La organización es fundamental. El confort y la productividad están relacionadas con el orden y la limpieza en la zona de trabajo.

23. Descansa. Aprende a despejar la mente a través del tiempo libre para conseguir una mayor productividad y un mejor rendimiento laboral.

24 Aunque resulte difícil para un emprendedor, llega un momento en el que es imprescindible delegar. La correcta formación de los empleados que reciban la responsabilidad hará más fácil llevar a cabo esta tarea.

25. Delegar no significa despreocuparse. Es fundamental llevar un seguimiento constante de cada detalle en el negocio para garantizar su correcto funcionamiento y poner el práctica tareas de mejora.

Espero que esta serie de consejos os sirva de guía y puedan utilizarse con el fin de lograr el éxito, no pares nunca de trabajar y de intentarlo o tu competencia se encargará de hacerlo por tí.

Javier Gázquez & www.blogtimista.es

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *